lunes, 20 de marzo de 2017

20 de marzo, día de la Narración oral

Hoy es el día de la Narración oral, es como si fuera mi cumpleaños. 
Es el día de celebrar todas esas historias que me han contado y que sigo contando. 
Es el día de celebrar esa cadena de palabras que nos une y nos ata. 
esa cadena que veo cada vez que cuento un cuento de tradición oral y que siento que me regala momentos especiales donde el corazón está en los ojos y las orejas de los que escuchan esas historias. 
Hoy celebro este día recordando a Elías Mairal, un grandísimo narrador del que aprendí muchísimo y que hizo que me picara el gusto por los cuentos. Puede decirse que fue el primer narrador de verdad que oí. No estaba en una biblioteca, ni en un escenario, ni en nada parecido. Lo entrevisté en varias ocasiones en el comedor de su casa y fue como abrir el libro de las Mil y una noches. Elías te enganchaba con sus historias, nunca acababa. 
Hoy, el día de la Narración oral, se lo dedico a él. Mi primer profesor de Tradición oral. 
Os dejo uno de los cuentos que él me contó: El cuento del cordero y la rabosa. Podéis oír el audio de la propia voz de Elías, un poco más abajo también encontraréis el texto.




  

     
 Cuento del cordero y la rabosa.
Acordaron de sembrar un campo de trigo. 
Le dijo la rabosa al cordero: «Labra tú que yo ya sembraré». 
Cuando terminó el cordero le dijo la rabosa otra vez: 
«Siembra tú que yo ya segaré». 
Cuando hubo que segar, otra:  «Siega tú que yo ya ataré». 
Cuando terminó de segar: «Ata tú que yo ya carrearé». 
Lo mismo: «Carrea tú que yo ya trillaré». 
«Trilla tú que yo ya aventaré». 
«Avienta tú que yo ya lo partiré». 
Entonces si que enganchó. Dice la rabosa, una vez todo limpio le dijo al cordero: 
«Ahora yo como soy royito o royed pa yo. 
Y tú como eres blanqued o blanqued pa tú». 
Quería el trigo para ella y la paja para él. No s’arreglaron. 
Entonces después de mucho discutir fue la rabosa y se trajo unos lobos. Y el cordero cogió un burro con argaderas y las llenó de galgos. Cuando llegaron allí le dijo la rabosa: 
«O te conformas o te suelto los lobos». 
Entonces el cordero sacó la manta que los tapaba, entonces los galgos les echaron mano a los… y les ganaron a los lobos. Entonces tuvieron que marchar corriendo. Y la rabosa les decía: «Corred, hijos míos, y apretar a coda tas ancas 
que en este mundo todo son trampas».
Elías Mairal, Las Almunias de Rodellar, 73 años.

¡Feliz día de la Narración oral!

martes, 14 de marzo de 2017

Cuentos de humo

Durante el mes de marzo se está desarrollando en la Comarca de la Hoya de Huesca/Plana de Huesca el programa Cosecha de invierno con el que se pretende de la cultura llegue hasta las localidades más pequeñas del territorio con propuestas sorprendentes, apostando por artistas del territorio y por la desestacionalización de la actividad cultural. 
Este año participo por segunda vez. Tuve la suerte de estar en el cierre de la Cosecha de invierno de 2011 coordinando una propuesta sorprendente, en la que hicimos una exposición de elementos pastoriles, vinieron los trucos del valle de Chistau y conté cuentos de pastores, como podrás ver aquí. 

Este año Cosecha tenía como motivo la palabra, de ahí ese cartel tan chulo en el que un paraguas recoge una lluvia de letras.



El sábado 4 en Murillo de Gállego los protagonistas fueron los cuentos, pero no de cualquier manera. Los cuentos estuvieron acompañados de fuego. Fuimos tres los narradores que participamos en este sueño que me ha tenido ocupada estas últimas semanas y por fin, junto a Nacho Pardinilla y Pep Bruno los cuentos volvieron al origen, al hogar, al fuego. 


Repartidos en tres casas particulares cada uno de nosotros fue narrando diferentes historias. Nacho, con su pequeño museo etnográfico ambulante, acercó las tradiciones a jóvenes y mayores. Pep con la sabiduría que da el camino andado en más veinte años contando no dejó de sorprender a nadie. 




Y yo, junto a un horno precioso en casa de Beatriche, pude desgranar cuentos tradicionales recopilados en nuestra provincia. De verdad que ya no tengo ninguna duda, los cuentos al amor de la lumbre saben de otra manera. Las palabras salen arropadas, las lenguas de fuego dibujan aquello que brota de mi boca y la madera crujiendo pone la mejor banda sonora que pueda tener un cuento. 



La tarde estuvo la mar de animada, encendido de la hoguera en la plaza y tres sesiones en cada espacio con el público rotando de una otra y sedientos de más cuentos. Divididos por edades, desde los más pequeños, los juveniles y los adultos, adaptamos las sesiones para cada grupo. Y como colofón fantástica merienda. Bravo por la gente de Murillo de Gállego, por la alcaldesa, Marta, que hasta el último minuto estuvo luchando para que todo saliera perfecto y por toda la gente que se acercó a oír cuentos. 
Os dejo varios enlaces sobre la tarde Cuentos de humo, el blog de cosecha y el del blog de Pep Bruno en el que cuenta su periplo por Fraga y Murillo de donde volvió maravillado.



 Me pido seguir contando, pero creo que va a ser una droga esto de buscar más hogares para dar calor a mis cuentos. ¿Tienes un hogar? ¿te animas?

Por cierto, Cosecha no ha terminado. Todavía quedan dos fines de semana llenos de propuestas increíbles. Si quieres no vemos, estaré con mis romances en Biscarrués el 25 de marzo, en la fiesta final de cosecha. 

martes, 7 de febrero de 2017

Tradición oral en Almudévar

El año pasado me concedieron la beca de Investigación José Luis Aliod del Ayuntamiento de Almudévar y el Instituto de Estudios Altoaragoneses. El trabajo consistía en recopilar la Tradición oral de Almudévar. 
Desde el Ayuntamiento me facilitaron mucho el trabajo, puesto que me dieron una lista con los nombres de las personas más mayores e interesantes para entrevistarlas. 


Así que durante un año estuve acercándome a Almudévar a la busca y captura de esas historias, juegos, canciones, romances y cuentos que tuvieran guardados en la memoria. 
Ha sido un trabajo interesante y muy enriquecedor, del que siempre aprendo formas de contar, giros en la voz, movimientos en las manos y gestos en la cara cuando hago el trabajo de campo, las entrevistas. Pero luego han sido meses y meses de transcribir literalmente todas la grabaciones ahí registradas. 
Esta parte del trabajo ya no es tan bonita, hay que prestar mucha atención, los textos se escriben tal cual se pronuncia y puedo aseguraros que no siempre es fácil. 


El proyecto investigador fue entregado en octubre y todo el mundo quedó muy satisfecho con todo el material que se había recogido. Puedo aseguraros que a los "saputos", tal y como se conoce a los de Almudévar, les gusta charrar muuuucho.
Este sábado pasado, 4 de febrero, volví a Almudévar y aquellos que entrevisté pudieron ver todo ese trabajo en forma de libro, un libro que contiene más de cuatrocientos registros y en el que quedan recogidas todas esas historias, romances, canciones, cuentos, trobos o refranes que atesoraban en sus cabezas.
Es una alegría poder realizar estos trabajos, como os digo largos y costosos, y ver como se cierra el círculo al devolver toda esa información a sus dueños en forma de libro. No siempre este tipo de trabajos llegan a publicarse. Fue precioso ver las reacciones de los informantes al darles el libro.
Las sonrisas y agradecimientos de todos los participantes hicieron que me sientiera con el corazón lleno y con ganas de emprender nuevos trabajos de recopilación. 



Por cierto, cuando nos despedíamos se me acercó Conchita y  me dio dos folios con una poesía antigua, dichos y juegos. 
La tradición oral te regala estos momentos, nunca se acaba un trabajo.

martes, 3 de enero de 2017

Año nuevo y zapatos rojos

Seguro que este año nos hemos cruzado en algún momento, en persona, contando, leyendo alguno de mis libros...  Y ¿sabes qué? espero volver a verte este año que empieza.

Mis zapatos rojos dicen que quieren seguir buscando orejas deseosas de cuentos, bocas guardianas de viejas historias y manos que acaricien cuentos.
2017, prepárate, allí vamos mis zapatos y yo.
¿Y tú, te vienes?
¡Feliz año!


jueves, 2 de junio de 2016

Mi cole es un museo

Este curso he colaborado con el CEIP Foro romano en el que durante todo el año han desarrollado el proyecto de innovación Mi cole es un museo. El objetivo es potenciar el conocimiento de la cultura, el arte y la ciencia de Aragón. Han colaborado con el proyecto Los titiriteros de Binéfar, Makeroni labs (unos jóvenes inventores de Zaragoza que han llegado a colaborar con la Nasa), Laura Ginés (una de las mejores deportistas de Aragón),... bueno, y un montón de gente más. 


Os dejo el enlace al blog donde me entrevistaron. Pincha aquí. Echadle un ojo a todo el blog y disfrutaréis de un montón de cosas increíbles que han hecho en el Foro romano.




Además acaban de ganar la X edición de Espiral Edublogs y me he puesto bien contenta porque me siento un poquito parte de ese proyecto. Que ilusión encontrar coles que hacen sentir a sus niñas y niños la ilusión por sus proyectos y por hacerles ser los protagonistas de ello. 


jueves, 19 de mayo de 2016

La mano verde en Mequinenza

En el encuentro del Leer juntos que se celebró hace unos días en Zaidín conocí a un niño de Mequinenza. Venía con el cuento de La mano verde bajo el brazo y me pidió que se lo dedicara. Luego me explicó junto a su madre que conocía muy bien el cuento porque lo habían representado en el cole junto a su clase de tercero. Vi algunas fotos y era espectacular. 




No sabéis lo que me emociona cuando alguien se acerca y me cuenta estas cosas.
Pero además, la semana pasada la clase entera me escribió para contarme lo que habían hecho. 

Hemos hecho un teatro sobre el cuento, cada uno teníamos un papel, aunque como eramos 14 tuvimos que añadir más personajes en la obra, (El Rey tenía tres amigos que le preguntaban que porque le habían echado la maldición de la mano verde, tres narradores y dos conocidos infiltrados en el público que congelaban la escena e intervenían ...¡Quédó genial! Hicimos la obra a todos los compañeros del cole y también a nuestras familias.


Pero fíjaros lo que seguían diciendo: 

Según Rosa, hemos aprendido a expresarnos mejor, a perder vergüenza, a hablar en público, a subir nuestra autoestima, a desarrollar la creatividad, .... Muchas cosas
En plástica hicimos el mural que fue el fondo de nuestra obra.

Para mí es un premio que los coles elijan mis cuentos como motor de diferentes áreas y que durante un trimestre vivan y sientan el cuento. Gracias a Rosa por apostar por este tipo de enseñanaza y por estos proyectos que suponen un esfuerzo para el docente pero con el que los niños aprenden y disfrutan tanto. 
Y por supuesto, gracias a Luis (mano verde), Aymane (padre), Pol (narrador), Paula (hija mediana), Hugo (amigo del Rey), Iván (Amigo del Rey), Marc (CR), Aarón (Rey), Carolina (hija pequeña), Rubén (narrador), Judith (hija mayor), Nicol (Elsa), Gabriel (amigo del Rey) y Lucía (narradora) por ser ahora herederos de La mano verde, de la que estoy segura, nunca se olvidarán. 


Muchos besos a todos y si bajo cerquita de Mequinenza entraré a conoceros sin dudarlo. 

viernes, 6 de mayo de 2016

Perlas de sabiduría popular

Estos días me toca trabajo de ordenador. De ese trabajo que no se ve, del de pasar horas transcribiendo letra por letra lo que recojo en horas de entrevistas. Aquí es donde realmente aprendo a contar, escuchando una y otra vez expresiones y formas de hablar de todos esos narradores anónimos que comparten conmigo sus tradiciones y creencias.
Y estos días hay una frase que me dijo Jesús en Almudévar. No tiene desperdicio. Es una perla de sabiduría popular. Y deberías recordarla estos días que nos vienen de campaña electoral:

¿Sabe que decía mi abuela de los políticos? 
Una mujer que se murió de noventa y ocho años 
el año sesenta y cinco, decía:
 
"Los políticos tienen palabras de Semana Santa
y obras de Carnaval".